El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido en sesión extraordinaria, aprobó el pasado 12 de mayo el documento del Plan de Movilidad Urbana de Sevilla (PMUS) que marcará la hoja de ruta durante la próxima década y la convertirá en “referente en sostenibilidad, lucha contra cambio climático y movilidad sostenible”, según ha dicho el alcalde de Sevilla.

En este Plan destacan infraestructuras básicas, con el metro como estrella, el Metrocentro, los buses de tránsito rápido (BTR) y la movilidad eléctrica para conseguir tener una ciudad más saludable.

El Alcalde ha subrayado que la ciudad ha aprobado el documento de planificación “más importante tras el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)”, un plan de “enorme valor para el Ayuntamiento durante los próximos años y que trasciende los mandatos de uno u otro gobierno”. “Es un instrumento fundamental en el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Urbano Sostenible (ODS) y la lucha contra el cambio climático y estratégico para que la ciudad pueda acceder a fondos europeos que nos permitan acometer las grandes transformaciones que se requieren para los próximos años”, resalta, tras hacer referencia a los “recursos muy justos” de la Administración local para abordar este tipo de asuntos, valorando el esfuerzo realizado por el personal municipal, centrado también en otras tareas diarias.

En la misma línea, el delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera (PSOE), ha dejado claro que el PMUS “no es sólo un documento más, ya que por primera vez en la historia de la ciudad, que cuenta actualmente con un nivel de motorización superior a Madrid, habrá un documento estratégico en materia de planificación de la movilidad que definirá el camino a seguir en la próxima década”. “Es un hito histórico. No es un plan del gobierno ni de ningún partido, sino de todos los sevillanos”, añade Cabrera.

De su lado, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha defendido su abstención como “un voto de confianza” al gobierno socialista y saludamos que “por fin, tras seis años, se haga realidad en el Pleno”, un plan “nutrido” por las aportaciones de entidades y partidos y con “elementos positivos, pero también con carencias, excesos u orientaciones que pueden perjudicar la movilidad en determinadas áreas de la ciudad y de desarrollo”.

Menciona la apuesta por una red completa de metro subterránea, medidas para polígonos, atención a desarrollos de zona sur, promoción de movilidad eléctrica o visión metropolitana del plan, entre otras mejoras, elementos que “invitan a un cierto optimismo en un plan cargado de buenas intenciones pero carente de elementos fundamentales de lo que convierte letra en realidades, como plazos y presupuestos”. También, pide más aparcamientos, un mapa de calidad del aire, definir el papel de la motocicleta y mayor apuesta por la movilidad ciclista, a la vez que critica “el cierre el centro ante la actual coyuntura y sin alternativas”.

Por su parte, el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, pone en valor el documento para afrontar uno de los problemas más relevantes de la ciudad, destacando que cuenta con las principales reivindicaciones de su grupo. Subraya que Cs ha estado “en el origen del plan, en la tramitación y hoy también en la aprobación” y menciona la “gran participación” que ampara este plan, también “refrendado” por la Junta de Andalucía. Sin embargo, advierte de que “el plan no termina aquí”.

“Se han tardado cinco años en traerlo ante el Pleno, pero no puede tardar otros cinco años en su ejecución”, ha dicho, por lo que ha pedido que los grandes cambios y obras se hagan con el máximo consenso posible con los comerciantes y vecinos de las zonas afectadas. “Cs siempre apostará por la sostenibilidad, por el transporte público y por los ciudadanos”, concluye.

El plan pretende reducir las necesidades de desplazamiento apostando por la consolidación del corazón de los barrios como unidades organizativas, las supermanzanas; reducir los tiempos de viaje entre las distintas zonas, garantizando desplazamientos en un medio de transporte con una media de 20 minutos; combatir el cambio climático; reducir las emisiones un 55 por ciento y la integración del modelo de movilidad sostenible del área metropolitana.

Se plantea que dos terceras partes de los desplazamientos se realicen de forma sostenible (peatón, bici y transporte público) y sólo una tercera parte en coche, lograr un sistema de transporte más eficiente, mejorar la integración del sistema de transporte de Sevilla y el área metropolitana, incrementar la cuota de vehículos privados de cero emisiones y que alcance el diez por ciento en 2030, y que el 75 por ciento del transporte público sea vehículos de cero emisiones.

El documento arrancó con un diagnóstico de 47.000 encuestas y distintos estudios, seguido de un amplio proceso de participación iniciado con la Comisión del Plan Estratégico y en el Consejo Económico y Social, que ha incluido reuniones con Estado, Junta de Andalucía y Diputación, Autoridad Portuaria, grupos políticos, agentes sociales y económicos, asociaciones o colegios profesionales.

Escucha las declaraciones del Presidente de Aprocom en relación con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, PMUS, en este enlace:

Fuente:

https://www.diariodesevilla.es/sevilla/Aprobado-plan-movilidad-Sevilla-referente-sostenible_0_1573344746.html?utm_source=whatsapp.com&utm_medium=socialshare&utm_campaign=mobile_web

A %d blogueros les gusta esto: