• El comercio, además, se une a Hostelería y reclama medidas de rescate para el sector.

La Confederación Provincial de Comercio Servicios y Autónomos de Sevilla, Aprocom, advierte nuevamente de la delicada situación en que se encuentra el comercio de proximidad, con caídas de facturación que alcanzan en muchos subsectores más del 50% respecto a 2019. Además, constata que un 15% de los comercios de proximidad que cerraron durante el estado de alarma no han vuelto a abrir. Denuncia también que, estando tan próxima la campaña de Navidad, si antes no se han adoptado medidas, un 30 % de los comercios cerrarán.

Vuelve a insistir en la necesidad de aprobación urgente de un Plan de Rescate específico para salvar a este sector que es tan importante en la economía del país, que da vida a los barrios y que vertebra la vida de una ciudad. Ayudas directas para poder hacer frente a los costes fijos ante la ausencia de ingresos por la falta de actividad,  exención o quita de tributos (impuestos, tasas) y de otros gastos, y una indemnización directa por el lucro cesante o ganancias dejadas de obtener durante toda el tiempo que permanezcan cerrados mientras esté vigente el estado de alarma.

De ahí que haya decidido sumarse mañana jueves 12 de noviembre a la manifestación convocada por la Asociación de Hostelería, que partirá a las 11:00 de la Plaza de la Campana y llegará al Palacio de San Telmo. Se adhieren porque estiman que ambos sectores son los más perjudicados con estas nuevas medidas adoptadas por la Junta de Andalucía.

Además y para dar servicio a los ciudadanos tras los recortes de horarios de apertura que se han visto obligados a realizar, y, aunque muchos de los comercios han adoptado ya un horario continuado con apertura a mediodía, muchos comerciantes han decidido abrir al público los próximos domingos 15 y 22 de noviembre. Ello en función de la liberalización de apertura de horarios según lo estipulado en la Ley Comercio Interior, (Decreto Legislativo 1/2012, de 20 de marzo) y de Real Decreto-ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios.

Esta medida se prolongará en función de la renovación de las medidas adoptadas el 8 y 9 de noviembre. El comercio apela así al apoyo que durante la primera ola le mostraron los ciudadanos, apostando por el comercio de cercanía.

A %d blogueros les gusta esto: