•  «El sector no tiene más crédito, está al límite», dice el Presidente de Aprocom.

El comercio sevillano ha asumido con resignación las nuevas medidas dispuestas por la Junta de Andalucía este viernes para contener la tercera ola de coronavirus, que está generando de nuevo un enorme repunte de contagios e ingresos hospitalarios y que muestra una incidencia de 321 casos por cada cien mil habitantes en la provincia y de 283 en la capital.

Entre las nuevas medidas, la que afecta al comercio no esencial con carácter general obliga al cierre a las seis de la tarde, como ocurría en noviembre, cuando era la segunda oleada del virus la que estaba azotando.

Esta nueva limitación horaria para las actividades no esenciales supone «un nuevo mazazo» para los comercios, según ha apuntado a este periódico el presidente de la Asociación Provincial del Comercio (Aprocom), Tomás González, quien ha asumido como «inevitables» estos nuevos recortes para «poder arreglar esta situación tan preocupante».

«Las medidas nos llegan en plenas rebajas, que ya damos por perdidas, como era de esperar, porque con esta modificación la jornada se queda en la mitad puesto que a efectos prácticos se pierde la tarde. Es así por las costumbres en Andalucía y en Sevilla, donde se para a mediodía y es habitual cerrar a las dos para volver a abrir. Con el cierre a las seis, en realidad se anula el horario de tarde al completo, el comercio queda con medio día abierto únicamente».

González ha indicado, con todo, que ya en noviembre «muchos comercios optaron por hacer jornada continua y no cerrar a mediodía para hacer algo más de caja y ahora es muy previsible que se opte por algo así en muchos casos.

Porque la situación, desde luego, no está para renunciar a una mínima opción de ingreso, por poca que esta sea».

En este sentido, el responsable de Aprocom ha recalcado que «la etapa de rebajas se va a quedar ya en nada tras la pequeña luz que ha supuesto la Navidad y el mes de diciembre, cuando parecía que comenzábamos a repuntar después de meses durísimos».

Los comerciantes de Sevilla, al hilo de esta nueva situación, han reclamado «que se redoble la responsabilidad individual, porque sin ella no será posible salir de ésta mientas no se haya extendido mucho más la vacuna. Hay que hacerlo por cada uno, por los demás, por la salud y por el empleo, porque las pruebas son evidentes y si no hay responsabilidad individual, nadie, y tampoco ningún sector, podrá seguir adelante.

La salud y la economía van de la mano, y si no se evitan los problemas de salud, también se termina generando el problema económico. Y la pobreza también acaba afectando a la salud».

Además, González ha pedido de nuevo «el apoyo decidido de las administraciones públicas de una vez por todas, porque en otros países de Europa sí se está apoyando a los sectores afectados y aquí seguimos a la cola, con ayudas que son mínimas y con las que no se puede afrontar una coyuntura como ésta.

El sector del comercio está al límite, no tiene más crédito y el agotamiento ha llegado en todos los niveles. No se puede más y los cierres van a llegar incluso al 35% de todos los locales si no se articulan cuanto antes las ayudas».

 

Fuente:

https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-coronavirus-comercio-sevilla-resignado-perder-tambien-rebajas-tras-pequena-navidad-202101152201_noticia_amp.html

A %d blogueros les gusta esto: