El pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este miércoles 23 de febrero ya de forma definitiva (con una breve sesión que ya supone un mero formulismo burocrático) el presupuesto municipal para el ejercicio 2021, que está «centrado en la reactivación económica y en el refuerzo del escudo social ante la grave crisis sanitaria» provocada por la pandemia de coronavirus, según ha recalcado el gobierno local del alcalde socialista Juan Espadas. Las cuentas han sido respaldadas por el gabinete de gobierno y por el grupo Ciudadanos, y han contado con la abstención de Adelante Sevilla frente al rechazo de POP y Vox. El presupuesto, con un gasto total consolidado de 1.013.037.221 euros, tiene como base los acuerdos alcanzados por unanimidad en la Corporación municipal tras la comisión de reactivación municipal en julio así como la alianza aprobada con otras instituciones y agentes sociales y económicos en septiembre.

En apoyo de los sectores económicos más afectados por la crisis se destinarán recursos a la reducción de tasas y a medidas incorporadas en las áreas de Economía, Comercio, Modernización, Cultura o Turismo. Entre las iniciativas destacan, nuevas convocatorias de ayudas extraordinarias para gastos de autónomos y micropymes, a las que se destinarán 1.850.000 euros, creación de una plataforma de comercio electrónico para los mercados de abastos, a la que se dedicarán 500.000 euros, impulso a la nueva plataforma para la gestión integral del servicio del taxi, que contará con 542.000 euros, nueva inversión en parques empresariales, por importe de 1.000.000 de euros, un convenio con la Cámara de Comercio o los planes específicos de apoyo a los sectores económicos afectados por la suspensión de los desfiles procesionales en Semana Santa o de la Feria.

El Alcalde ha destacado el «carácter social de los presupuestos con casi 90 millones de euros destinados a políticas sociales y de inserción laboral» así como el «esfuerzo inversor que reflejan las cuentas y las estrategias de Gerencia de Urbanismo, IMD, Emasesa, Edificios Municipales o los distritos». «Estamos contribuyendo a través de la inversión pública a la reactivación económica y a la generación de empleo buscando fuentes de financiación especialmente a través de convocatorias europeas, y estamos manteniendo además un elevado volumen de gasto social y de medidas de inserción laboral para dar respuesta a las consecuencias de la crisis sanitaria», ha explicado el alcalde, quien en la breve sesión ha agradecido la «oposición constructiva» de Ciudadanos que ha votado a favor del presupuesto tras alcanzar un acuerdo con el gobierno y del grupo político Adelante Sevilla, que se ha abstenido.

La concejal delegada de Hacienda, Sonia Gaya, ha presentado ante el pleno el presupuesto de este año, que cuenta con ese gasto total consolidado de 1.013.037.221 euros, a los que hay que añadir el impacto de la operación de superávit de 21 millones de euros aprobadas en diciembre. Con este volumen de gastos, se reservan 89 millones de euros a políticas sociales y de inserción laboral; 92,3 millones de euros a inversiones (incluida la aportación incluida en la operación de superávit de diciembre) y una estrategia destinada a la reactivación económica, la transformación digital y el desarrollo de un nuevo modelo de ciudad sostenible.

Descenso de ingresos compensado

Las cuentas de 2021 parten con un descenso previsto en los ingresos por la crisis sanitaria que se ha acentuado por la decisión de introducir ayudas indirectas a través de bonificaciones de tasas a los sectores económicos más afectados con un impacto previsto de 6 millones de euros. Así, «se ha conseguido mantener un volumen de gasto similar a años anteriores gracias al incremento de 15 millones de euros en las transferencias del Estado, el recurso a un crédito de 29 millones de euros, la búsqueda de nuevas vías de financiación como las inversiones a través del Patrimonio Municipal del Suelo y, sobre todo, la operación de superávit de 2019 que permitió la reutilización de 21 millones de euros».

En cuanto a las inversiones, el presupuesto consolidado tiene 84,3 millones de euros a los que hay que añadir 8 de la operación de superávit a través de Tussam y Lipasam. Por tanto, 92,3 millones de euros, cifra que supera la de 2020. Entre los agentes inversores destacan Emvisesa con 15,3 millones de euros; Urbanismo con 31,4 millones de euros, el Ayuntamiento con 28 millones; el IMD con 3 millones, Tussam con 7,7 millones de euros y Lipasam con 4,6 millones para inversiones.

Más Info:

https://www.sevilla.org/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-aprueba-de-forma-definitiva-el-presupuesto-para-2021-centrado-en-las-politicas-sociales-y-de-empleo-y-en-la-inversion-publica-para-contribuir-a-la-reactivacion

A %d blogueros les gusta esto: