La delegada del Distrito Triana, Encarnación Aguilar ha presentado una nueva edición de la Revista ‘Triana’, editada por el Ayuntamiento de Sevilla a través de dicho distrito, que centra este número en el apoyo y homenaje a los comerciantes del barrio y a los negocios de cercanía “que viven una situación muy delicada debido a la crisis sanitaria que estamos viviendo en este 2020”, como ha señalado la delegada.

Así, la publicación hace un recorrido “por algunos de los nuevos comercios y por aquellos que, todavía hoy, sobreviven al paso del tiempo”. Además se recuerda la campaña impulsada desde el distrito bajo el lema ‘Triana, te lo compro’, que pretende “fijar a las personas al territorio y hacerlas partícipes y que tomen conciencia de que el pequeño y mediano comercio necesita que consuman en sus establecimientos para sobrevivir ante la grave crisis sanitaria, más si cabe en estas fechas navideñas”.

En este sentido, se pronuncia el Presidente de la Asociación de Comerciantes de Triana, Juan Macías, quien destaca que el objetivo de la Asociación intentar proteger los intereses de los asociados, en la medida de sus posibilidades y aportar la máxima ayuda posible.

Otro  factor fundamental en  estos  momentos es informar de todos los cambios que  se están produciendo a nivel  normativo, de  las  medidas que se  adoptan, así  como  de  las  distintas ayudas o subvenciones aprobadas, por  parte de  cualquier administración pública, Ayuntamiento de  Sevilla, Junta de  Andalucía y Estado.

Por otro  lado  se va a llevar  a cabo una  campaña para promover las compras en el barrio, con cartelería en los distintos establecimientos asociados. Propugna que todos, como sociedad, tenemos que tomar conciencia de la importancia del comercio de barrio en las ciudades e intentar realizar allí las compras, primero, porque  eso genera riqueza a nivel interno, ayudando al empleo y por  tanto a la economía y, segundo, porque los comercios dan  vida a barrios y ciudades, más tránsito de personas por las calles y más iluminación, lo que se traduce en mayor seguridad y alegría.

El mayor  peligro para los establecimientos comerciales, tanto grandes como  pequeños es, sin duda,  el  comercio on  line, que  a  nivel  cuantitativo  está  dominado por  un solo  operador, un gigante que  continuamente está  ampliando su cuota de  mercado en  detrimento de  millones de comercios de todo  el mundo, contando cada vez con más poder en sus relaciones con terceros, reduciendo los márgenes de los proveedores y ampliando el suyo.

Además,  existen otros formatos comerciales, como  centros comerciales  y grandes cadenas, que  incrementan aún más la competencia en el sector.

Ello hace que cada vez sean  menos las personas que  decidan invertir  en  la  apertura de  un  establecimiento comercial. Ante esta  situación, el comercio tradicional debe optar por  especializarse, apostando por un trato al cliente más cercano, como forma  de diferenciarse.

Fuente:

https://issuu.com/ayto_sevilla/docs/triana_2020